Login
Nombre:

Contraseña:

Recordar



¿Recuperar la contraseña?

Regístrese
Menú
ARTICULOS : Carta a Santa Claus del Presidente Felipe Calderón Hinojosa
el 23/12/2009 13:40:00 (2573 Lecturas)

Estimado Santa:

Habida cuenta que he sido un buen presidente –como lo señalan el clero, los más decentes de mis conciudadanos y hasta las televisoras nacionales- te pido que este año alcance al fin la trascendencia histórica que tanto he deseado con las diez propuestas de reformas que he lanzado osadamente a la Nación. Se las envié a las cámaras del Congreso de la Unión el último día del período de sesiones a fin de fundamentar un largo debate que concentre la atención de los electores, no en los problemas reales del país ni en mis promesas incumplidas de campaña, sino en mi dimensión de estadista visionario, capaz de transformar a México a través de planteamientos valientes que favorezcan el mantenimiento en el poder de los hombres que buscamos una patria ordenada y generosa, de acuerdo a los superiores designios divinos


Así, de las propuestas que realicé a fin de reposicionar mi imagen ahora como reformador social -toda vez que son escasas las cuentas que he podido dar como gobernante-, te pido se aprueben primero las que debilitan al Congreso de la Unión y a los partidos políticos de oposición: como la constitucionalización de una nueva facultad anual al presidente a fin de que cada año se discutan en forma preferente y señalada dos iniciativas mías, poniendo al Congreso fechas fatales para que sobre ellas se pronuncie, lo que me permitirá retomar el liderazgo de las tesis de mi partido y gobierno. Esto para ayudar a mi partido a salir de las catástrofes electorales que, con tu ayuda, no dañarán mi proyección y la reproducción del poder en el año 2012, fecha en que espero otra derrota de la oposición, a fin de que mi legado sea consolidado.

Parte fundamental de esa victoria, que hoy se ve complicada, será que el Congreso apruebe mis propuestas y reduzca su poder motu proprio, disminuya sus miembros en ambas cámaras, cree nuevos feudos en los ya existentes con la reelección legislativa hasta por doce años y se ponga en práctica una segunda vuelta electoral para elegir a mi sucesor. Cosa que favorecerá a la gente creyente y dedicada, pues bien es sabido que con el apoyo de los factores reales de poder que siempre están aliados con el poder presidencial, como nuestros amigos de los medios de comunicación, los grandes empresarios, las iglesias, los norteamericanos, etc., que colaborarán para que nunca llegue al poder un presidente surgido de la lucha social de base, haciendo posible que un hombre que obtuvo el 36% de la votación, como yo, se haga del poder absoluto y se mantenga en la cúspide a pesar de que su partido obtuvo únicamente el 26% de los votos en el proceso electoral de este año terrible que al fin termina.

La segunda vuelta siempre favorecerá al candidato más conservador, pues tal es el carácter de nuestra sociedad, que al ser confrontada con una opción de cambio real y una presencia consecuente con nuestras tradiciones y cultura política, elegirá mayoritariamente la seguridad de lo conocido, discriminando lo bueno por conocer. Lo anterior sin contar que, de acuerdo a mi propuesta, la elección legislativa se realizará en forma posterior a la elección del presidente de la República, con lo que se asegura que “la cargada” -que es la actitud política más influyente en nuestra Nación- juegue su papel para inclinar la balanza a favor del candidato ganador, que por ello contará con una mayoría dócil, consciente de que le debe su triunfo, para que el proyecto de gobierno se desarrolle en la forma prevista, sin las molestias de consensar con oposiciones irresponsables y efectistas, más preocupadas por las próximas elecciones que por la acuciante crisis en la que nos hemos metido por mala suerte, como a todos nos consta.

Superado el estigma de la ilegitimidad y, como legítimo heredero de las élites conservadoras que crearon este País, consolidaron las tres garantías originarias, lucharon contra Benito Juárez y la indiadada revolucionaria, creo que es momento de abolir el lema de país, eliminar la prohibición de reelegir en forma consecutiva legisladores y presidente municipales y con ello preparar el camino para la abolición total de un principio anacrónico que ha impedido el surgimiento de figuras históricas como Porfirio Díaz, que mantuvo unido y en pleno crecimiento económico a este país por 33 años, dedicado a la administración y no a la política.

Te pido además que la economía norteamericana vuelva a crecer, a fin de que su decaído carácter de potencia global se revitalice toda vez que hemos concentrado nuestra apuesta geopolítica en el apoyo incondicional a Estados Unidos. No estaría mal que ahora la pasaran mal los chinos y sus aliados sudamericanos que han osado crear una instancia de integración regional –tipo Unión Europea- que nos excluye en cuanto incondicionales de los estadounidenses, pues es preocupante su creciente influencia internacional y continental y no debe propagarse el mal ejemplo de gobiernos izquierdistas, populares y exitosos que convocan nuevas constituciones, atacan los monopolios, mafias sindicales y oligarquías paraestatales, favorecen el empoderamiento de quienes menos tienen, pugnan por la redistribución de la riqueza y se han mantenido prácticamente al margen de la crisis económica que tanto nos afecta y acceden año con año a logros económicos superiores a México, como Brasil, Chile, Venezuela, Bolivia, Uruguay y Paraguay, entre otros.

Te pido además que la estrategia de descabezamiento de los líderes de los cárteles del narcotráfico nos lleve al éxito de la guerra que hemos emprendido con estas organizaciones criminales, aunque sabemos que los liderazgos se reproducen en cuanto eliminamos a sus mandos. El narcotráfico se ha globalizado y corporativizado y la guerra es dispar, por lo que ha fortalecido a grupos como la “Federación de Sinaloa” (mega cártel conformado por los grupos delictivos del Pacífico y Ciudad Juárez) que con las ejecuciones recientes realizadas por nuestra lucha ha visto desaparecer a sus peores enemigos. La “Federación” sólo ha sufrido el 1% de las sentencias condenatorias por trasiego de drogas y tiene el 40% del control del tráfico ilegal de estupefacientes en el país y hacia Estados Unidos, lo que podría dar la falsa interpretación de una estrategia de debilitamiento de algunas bandas criminales, a fin de que otras –como la liderada por la alianza de Ismael (a) “El Mayo” Zambada; Joaquín Guzmán Loera (a) el “Chapo Guzmán” y; Joaquín Esparragosa (a) “El Azul”- estén en condiciones de ocupar los territorios de los cárteles con liderazgos decapitados, a fin de que concentren el poder al margen de la Ley, pacificando así la mayor parte del país bajo su mando.

Finalmente, favorece el éxito de mis esfuerzos venerado San Nicolás. Pido que se reconozcan mis aportaciones, se acrecienten mis niveles de popularidad y surjan en mi partido –Acción Nacional- candidatos competitivos para las diez elecciones para renovar gubernaturas que deberán celebrarse: Aguascalientes, Durango, Chihuahua, Oaxaca, Puebla, Tlaxcala, Sinaloa, Tamaulipas, Veracruz y Zacatecas, y empiece a despuntar una figura panista -joven y carismática como yo, de ser posible- para heredarle el poder en el próximo 2012. Ya estuvo bueno de tanto fracaso, incomprensión, calumnias malintencionadas en mi contra y tanta derrota electoral ocasionada en virtud de mi limpia y desinteresada intención de servir a México.

Versión imprimible Enviar a un amigo Crea un documento PDF con el artículo
Buscar

INICIO    ACERCA DEL AUTOR    NOTICIAS    FORO    TIENDA