Login
Nombre:

Contraseña:

Recordar



¿Recuperar la contraseña?

Regístrese
Menú
ARTICULOS : Elecciones y renuncias
el 27/6/2016 14:00:00 (594 Lecturas)

Esta semana ha sido pródiga en procesos políticos que han determinado un apreciable número de elecciones y renuncias, que vale la pena ponderar, comenzando por las realizadas el histórico día 23 de junio, en que los colombianos renunciaron a una guerra civil que causó unas 250 mil de muertes por un lapso de 50 años, al firmar en la Habana, Cuba, un histórico acuerdo de paz que pone al conflicto entre las FARC y el Gobierno y; la renuncia de los británicos a ser parte de la Unión Europea, expresada en la victoria del Brexit en un Referéndum, lo que ha puesto de cabeza a la geopolítica y la geoeconómica, derrumbando las bolsas de valores, causando la dimisión del Primer Ministro de la Gran Bretaña, David Cameron y, ocasionando un recorte del gasto corriente del Gobierno de nuestro País, por cuando menos 31 mil 715 millones de pesos este año. Mención aparte requiere la elección de Lionel Messi -a fe mía el mejor futbolista en activo- de renunciar a participar en la selección nacional Argentina.

Pero a pesar de que dichos acontecimientos merecen análisis, en cuanto cada uno por sí mismo es más importante históricamente, en este artículo analizaremos las renuncias acá, en nuestro País y Estado. El sábado 18 de este mes fue presentada, con carácter de irrevocable, la carta de renuncia de Agustín Basave Benítez, artífice de las venturosas alianzas electorales que por ejemplo, hicieron posible la alternancia en Veracruz para desalojar al PRI de 86 años de su monopolio de poder, pero el éxito no siempre retribuye, ni la historia es justiciera. Basave, que se la jugó con las alianzas al grado de presentar su renuncia al PRD si no se concretaba la de Veracruz, ocupará su cargo hasta el 2 de julio como presidente de ese partido, pues acusó que “el PRD no está preparado para una Presidencia como la mía”. Se fue por “el poco margen de maniobra con que cuenta la presidencia (del PRD)”, con lo que evidenció el carácter ingobernable de ese partido político bicolor en franca y rápida decadencia por su falta de figuras políticas; carencia de gobernabilidad; multiplicidad de liderazgos y excesivo enfrentamiento entre sus diversas corrientes y tribus.

Aunque crucial para la histórica victoria electoral de la alianza PAN-PRD en torno a la candidatura de Miguel Ángel Yunes Linares, el PRD en Veracruz sólo fue atractivo para el 6.6% de los votantes veracruzanos, lo que lo pone al borde de la irrelevancia política, con sus peores números en la historia. Parece que la mejor opción del PRD será mantenerse como apéndice político del PAN, pues por sí mismo, a pesar de ser la tercera fuerza política nacional y cuarta estatal, está en caída libre y el referente de la izquierda es el ascendente partido MORENA de Andrés Manuel López Obrador, único candidato “seguro” para competir por la Presidencia de la República en el 2018.

Por motivos muy diferentes, 2 días después de la lamentable renuncia de Basave, renunció el día 20 de junio Manlio Fabio Beltrones Rivera a la presidencia del CEN del PRI, al realizar el balance de sus pésimos resultados en las elecciones del 5 de junio, en las que habiéndose jactado de haber ganado 10 Estados la noche de esa intensa jornada electoral, nos amanecimos con que el “partido oficial” había obtenido la mitad de eso, en la peor derrota del PRI en elecciones locales y perdió no sólo los Estados más importantes y con mayor padrón electoral, sino la hegemonía ininterrumpida que había tenido desde su fundación en Durango, Tamaulipas, Quintana Roo y Veracruz.

Incapaz de entender que su fracaso es, ni más ni menos, el de la vieja forma autoritaria, represora, vertical, demagógica, corrupta, de concebir y hacer política -que para sorpresa de propios y extraños- todavía presume el PRI, Beltrones, el pupilo favorito de Fernando Gutiérrez Barrios; el impulsor de la candidatura perdedora de su discípulo Héctor Yunes Landa que ha anunciado que buscará otra vez la gubernatura de Veracruz en el 2018; culpó a los malos gobiernos del PRI y presentó su renuncia en un cuidado discurso en que intentó relanzar su candidatura presidencial, desmarcándose del debido mensaje que era necesario, como el humillado, fracasado dirigente que es.

Para documentar nuestro pesimismo sobre el PRI y la necesidad que debe dejar el poder en bien de México, los priistas de la Comisión Política Permanente que atestiguaron su discurso, rechazaron unánimes la dimisión de Beltrones y lo vitorearon, por “atreverse” a decir con tibieza lo que todos sabíamos, pero pocos priistas y ex priistas señalamos pública, oportunamente: “hay que decirlo fuerte y claro, en muchos de los casos los electores dieron un mensaje a políticas equivocadas o a políticos que incurrieron en excesos, que no tuvieron conductas transparentes y que no actuaron de manera responsable”, rematando con la perogrullada de Luis Donaldo Colosio: “lo que los gobiernos hacen, sus partidos lo resienten”.

Enrique Peña Nieto, Presidente de la República, cabeza del “Grupo Atlacomulco” -tribu dominante del PRI nacional- y verdadero líder del PRI, había decidido que los catastróficos resultados del 5 de junio, eran una derrota personal de Beltrones y que con su renuncia, no sólo limpiaban su conciencia de muchos desatinos, adicionalmente eliminaban de la carrera por la candidatura a la Presidencia a Manlio Fabio, único precandidato ajeno a la hegemonía de la coalición de las clases políticas de los Estados de México e Hidalgo en el PRI.

Esas han sido las renuncias de los últimos días. Como el sistema político priista no cambiará, veremos renunciar a los dirigentes del PRI en los partidos donde quedaron en ridículo, como Veracruz, en que de ser por mucho, la fuerza predominante, pasará a partir del 5 de noviembre a ser la tercera fuerza política. Necesario que jubilen -al fin- a figuras dinosáuricas como Felipe Amadeo Flores Espinoza y Carlos Brito Gómez, sempiternos vividores del PRI-gobierno, pero esas y las cientos de renuncias que vendrán no implicarán un compromiso con el cambio, ni el renacimiento del PRI, que puesto a escoger entre las maneras de hacer política del pasado y el futuro, eligió, elige siempre las primeras. Así lo manifiestan el trivial, insuficiente veto presidencial sobre la legislación anticorrupción (el 3 de 3) y la dinámica de conflicto mostrada cotidianamente por los corruptos gobiernos de Javier Duarte de Ochoa y Roberto Borge Angulo, empeñados extra lógicamente en avivar, con el apoyo pasivo y activo de los priistas y sus aliados verdes, el fuego de conflictos que no podrá ganar, al imponer el mismo “blindaje de impunidad” diseñado antes de las elecciones para protegerlos: boicotear el gobierno y persona de su sucesor; disminuir y limitar sus recursos; constreñir el margen de maniobra del nuevo gobierno; modificar leyes y realizar nombramientos a modo de garantizar sus impunidades, para sustraerse ellos y sus camarillas del ejercicio de la justicia y la transparencia.

Podrá el PRI-gobierno de Veracruz imponer su “blindaje de impunidad” con la tolerancia del Gobierno Federal, pero es factible prever que la segunda semana de diciembre, estaremos realizando la crónica de muchas más renuncias, algunas obtenidas a través de esa lucha de poder a poder que estamos presenciando entre el gobernante del presente y el del futuro. Esas renuncias y/o remociones serán operadas desde la LIV Legislatura del Congreso de Veracruz, con las 2/3 partes requeridas con los votos de las fracciones parlamentarias del PAN, PRD y MORENA para substituir, entre otros, a ineficientes, corruptos encubridores como el Fiscal General del Estado, Luis Ángel Bravo Contreras y; la Presidenta de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, Namiko Matzumoto Benítez; así como nombrar a la mala, con la complicidad del Congreso del Estado a un consejero del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información; a un fiscal “Anticorrupción”; y a un “Contralor” del Estado, que pretenderán ser inamovibles por 5 años, para evitar que sean castigados conforme a la Ley a los malos gobernantes que ha saqueado a Veracruz, prostituido sus instituciones y dejado a nuestra entidad en estado ruinoso. No podrán burlarse de Veracruz y salirse con la suya. Requerimos justicia para tener paz y desarrollo social, económico y político.

Versión imprimible Enviar a un amigo Crea un documento PDF con el artículo
Buscar

INICIO    ACERCA DEL AUTOR    NOTICIAS    FORO    TIENDA